Razones por las que deberías usar pesas para las muñecas y los tobillos durante tu rutina diaria o en tus entrenamientos


Aumenta la intensidad de tus entrenamientos o movimientos durante el día

Es un hecho bien conocido que a muchas celebridades les apasiona el yoga, el pilates, el fitness y otras actividades físicas, y con frecuencia nos inspiran con videos haciendo todo tipo de movimientos simples o no tanto durante sus sesiones de entrenamiento en el gimnasio o en casa.

A menudo, hacen que sus movimientos sean más complejos gracias a una herramienta de entrenamiento de fuerza como las pesas ajustables para muñecas y tobillos. 

Las muñequeras o las tobilleras hacen "un poco más desafiante" el trabajo de la parte superior o inferior del cuerpo, le dicen los instructores de fitness a BHIOWE. "Las pesas para los tobillos, por ejemplo, son una excelente manera de trabajar más la parte inferior del cuerpo”, añaden los profesionales.

Colocar brazaletes con peso a las muñecas o los tobillos puede potenciar los beneficios de cualquier movimiento de entrenamiento de fuerza que ya estás realizando.

"Las pesas para los tobillos son básicamente como mancuernas para los pies", dice a BHIOWE Javi Martínez, entrenador personal certificado y preparador de corredores con sede en Madrid. El concepto de pesas para los tobillos es simple: varios gramos o kilogramos se atan justo encima de tus zapatos mientras realizas tu entrenamiento como de costumbre, pero los beneficios adicionales no son una broma.

"Estás agregando una carga extra a tu cuerpo que de otro modo no tendrías, lo que aumenta la quema de calorías y obliga a los músculos de las piernas y el core (núcleo) a trabajar más de lo habitual", dice Javi.

Son especialmente geniales para una rutina centrada en la parte inferior del cuerpo o en el core.

"Son excelentes para levantar piernas, abdominales en V (V-Ups) y bicicletas", dice Javi, "porque obligan a tu core a trabajar más duro para mantener tus piernas elevadas". También los recomienda en ejercicios de patadas para trabajar más los glúteos y los isquiotibiales; estocadas laterales con elevación de pierna para desafiar aún más los glúteos, isquiotibiales y cuádriceps; así como variaciones de plancha y estocada y puentes de una sola pierna.

"Son geniales para aumentar la intensidad de cualquier entrenamiento de la parte inferior del cuerpo o del torso", dice.

Las pesas no se usan normalmente en Yoga y Pilates, explica Javier. "A los entusiastas del fitness les gusta ponerlos a veces para desafiarse aún más". Pero pueden ser útiles para las personas que buscan mejorar la conexión cuerpo-mente de ciertos músculos. Por ejemplo, agregar el peso al movimiento mountain climbers o escaladores puede ayudarte a comprender cómo levantar realmente tus isquiotibiales, dice, porque ese músculo se someterá a un esfuerzo mayor de lo habitual.

Sin embargo, puedes omitir pesas de más de 1kg durante el trabajo cardiovascular.

Si bien algunas personas usan las pesas al correr, caminar o saltar, Javi no recomienda que pesen más de 0,5 kg cada una para actividades cardio céntricas. "Si no tienes cuidado, el peso adicional puede alterar tu marcha, interferir con tu mecánica y potencialmente causar lesiones en la espalda o las caderas", dice. “Y cuando saltas con las pesas, estás aumentando la fuerza del impacto en tus músculos, articulaciones y ligamentos, que con el tiempo puede desgastarlos. Sin embargo, es beneficioso utilizar pesos ligeros, máximo de 1 kg ”.

Otro dato curioso: el hecho de que las pesas estén atadas a tus muñecas o tobillos no significa que estén apuntando a mejorar específicamente esos músculos.

“Por lo general, es necesario hacer ejercicios mucho más específicos para los brazos o los pies, como dibujar círculos o deletrear el alfabeto con la mano o el tobillo, para fortalecer esa parte del cuerpo”, dice Javi. "Pero las pesas de los tobillos, por ejemplo, benefician a los grupos de músculos más grandes y, al fortalecer los cuádriceps y los glúteos, puedes aliviar un poco la presión de los tobillos".

Si estás pensando en agregar pesos para la muñeca o el tobillo, comienza con algo pequeño.

“Prueba con un peso máximo de 1 kg y ve cómo te sientes”, recomienda Javier. Si normalmente haces, digamos, 10 estocadas en cada pierna, haz 7. “Siempre puedes llevar a otro nivel las cosas si te resulta fácil”, agrega.

En resumen: si te sientes inspirado por las celebridades (honestamente, ¿quién no lo está?) y estás listo para llevar tus actividades diarias y entrenamientos de fuerza al siguiente nivel, considera darle una oportunidad a las pesas para muñecas y tobillos.

 

Prueba nuestras pesas con estilo por menos de 40 € aquí https://bhiowe.es/products/bhiowe-pesas

No vas a querer quitarlas. Combinan con todos los outfits. 



Language
Spanish
Open drop down